¿Cómo el ‘Brexit’ podría cambiar los negocios en Gran Bretaña?

Monigotes que representan a David Cameron, a la izquierda, el ex primer ministro de Gran Bretaña, y Boris Johnson, Ministro de Relaciones Exteriores, son exhibidos en el Festival de Monigotes en Gran Bretaña el 31 de Julio.

En el período previo a la votación de Gran Bretaña para abandonar la Unión Europea, los dos lados del debate sobre el referéndum tenían puntos de vista diametralmente opuestas de la economía. Votar por el “Brexit” emitió un voto a favor de la recesión, o un voto para la libertad financiera?

Varios meses después, es poco claro. La relación comercial de Gran Bretaña con la Unión Europea, probablemente estará en el limbo durante años. Las empresas están reevaluando sus inversiones a largo plazo en Gran Bretaña. Y nadie está seguro de lo que sucederá con los europeos que trabajan en el país.

Así es como el voto “Brexit” ha dado forma a los negocios hasta el momento:

El Ibex ha subido un 11 por ciento desde su precio de cierre justo antes de la votación del referéndum el 24 de junio.

Los impactos de la votación “Brexit” se han hecho sentir con mayor fueza en los mercados.

La libra ha caído en picada, y ahora tiene una fuerte baja frente al dólar en comparación con hace un año, tocando mínimos de 31 años. Los fondos de inversión que dependen de sector inmobiliario del país han sentido la presión – los fondos inmobiliarios gestionados por Aviva Investors, Standard Life y M & G Investments, entre otros, cerraron sus puertas ya que los clientes que entraron en pánico trataron de retirar su dinero al mismo tiempo.

Las acciones, sin embargo, han demostrado ser más resistentes. Después de caer drásticamente como consecuencia del referéndum,  el índice de acciones de referencia de Gran Bretaña ahora está cómodamente por encima de su cierre del 23 de junio, el día de la votación. Esto es en gran parte debido a que el índice FTSE 100 se compone de empresas que hacen gran parte de su negocio en el extranjero, por lo que una moneda más débil hace que sus productos se vean comparativamente más baratos fuera de Gran Bretaña.

 La libra esterlina ha caído 17 por ciento desde que fue valorada en $ 1.47 justo antes de la votación para salir de la Unión Europea.

La fuerte caída de la libra ha cambiado cálculos de fusión de empresas de todo el mundo.

En algunos casos, se ha creado gangas:

  • SoftBank, el conglomerado japonés de internet, acordó la compra de ARM, un diseñador británico de los semiconductores. *
  • La empresa china que es dueña de AMC Entertainment ha comprado una cadena de cines con sede en Gran Bretaña.
  • Qatar Airways ha aumentado su participación en la compañía matriz de British Airways, citando “una oportunidad atractiva.”

Sin embargo, la caída de la moneda, combinado con el aumento de la incertidumbre, también puso en duda algunas ofertas – al menos brevemente. Anheuser-Busch InBev tuvo que mejorar su gigante oferta para un fabricante de cerveza rival, SABMiller, que finalmente fue aceptada. En otra parte, la gestión de Deutsche Börse tuvo que bajar el límite para la aprobación de los accionistas y tener luz verde a su fusión con la Bolsa de Londres.

Para los británicos, quizás el impacto más directo ha sido la disputa de precios entre una cadena de supermercados y el gigante de bienes de consumo Unilever que ha supuesto algunos alimentos básicos podría ser retirados de las estanterías de los supermercados. Entre ellos se encuentra Marmite,  que es una pasta de untar para el desayuno de sabor extraño.

* Mientras la libra ha estado alrededor de un 30 por ciento más débil frente al yen en comparación hace un año, el jefe del Softbank dijo que la moneda más barata no era la fuerza motriz: el enfoque inicial se hizo después del resultado del  “Brexit”

Incertidumbre Económica

La economía británica parece estar capeando el temor que su salida podría tener consecuencias negativas.

El Banco de Inglaterra ha recortado las tasas a su nivel más bajo en la historia de 322 años del banco central, pero se dice que la desaceleración económica no puede ser tan mala como se había predicho anteriormente. Las encuestas indican que la confianza en el sector de los servicios, la manufactura y la confianza del consumidor se sostienen.

Pero en medio de toda la incertidumbre, algunas empresas están posponiendo  decisiones importantes, al menos hasta que puedan tener más claridad. Dos tercios de las empresas encuestadas por Credit Suisse después del referéndum, dijeron que iban a posponer o reducir su gasto en Gran Bretaña en los próximos seis meses. Virgin Money, un prestamista británico, dijo en julio que retrasaría la oferta de productos bancarios para las pequeñas empresas.

Comprometiéndose con Gran Bretaña

A pesar de la incertidumbre sobre el Brexit, algunas empresas han invertido más dinero en Gran Bretaña.

El gigante farmacéutico GlaxoSmithKline ha dicho que va a invertir cerca de $ 355 millones en sus plantas de fabricación británica, mientras que el prestamista estadounidense Wells Fargo ha acordado la compra de un nuevo edificio en Londres para su sede por alrededor de 390 millones de $ (aunque también ha dicho que está considerando la creación de una nueva unidad en Europa).  A Los proyectos de infraestructura también se les han dado luz verde: El gobierno de Gran Bretaña ha aprobado la ampliación del aeropuerto de la cuidad de Londres (London City), uno de los cinco aeropuertos que sirve a la capital británica.

Y la utilidad francesa EDF ha aprobado un proyecto de $ 23,3 mil millones para construir una planta de energía nuclear importante en Gran Bretaña. El sitio, conocido como Hinkley Point C, proporcionará un 7 por ciento de la electricidad de Gran Bretaña cuando esté completo. El gobierno de la Primer Ministra, Theresa May, finalmente, le dio al proyecto luz verde, pero no antes de verlo, provocando la ira de Francia y China, que son los principales promotores de la planta nuclear.

Fuente: The New Times

Traducción: Rocío Armendáriz