Camarones olímpicos que rebasan al banano

La carrera anual por el podio de las exportaciones está cada vez más ajustada. El líder indiscutible ha perdido en los últimos cuatro meses su ventaja y ha dejado que el camarón, el segundo producto ecuatoriano más solicitado y reputado en el mercado internacional, remonte y le sobrepase con 65,6 millones de dólares.

En mayo comenzó la flojera del producto más energético. El banano, pese a sus nutrientes, redujo el número de cajas que colocó en el exterior a causa del frío (y eso redujo sus ventas al pasar de 246 millones de dólares en abril a 236 millones en mayo). Al mismo tiempo, el camarón aprovechó la corriente veraniega y avanzó más de un 24 % hasta exportar 248,9 millones de dólares con unos precios que se han mantenido razonablemente estables.

La frenada de la fruta se debe al exceso de temperaturas bajas que ha dejado el verano ecuatoriano este año. “Se han reducido los volúmenes, las cajas que se venden, porque el frío ha hecho que el banano no coja grado”, cuenta el presidente de los exportadores (AEBE), Eduardo Ledesma. ¿Qué significa que no tenga grado? “El banano, por el frío, está demorando demasiado en madurar y no llega al tamaño y calidad que exigen en Europa. Está más flaco”, explica para adelantar que el sector bananero ya asume que este año no se exportará más que el pasado.

Serán unas 317 millones de cajas menos que irán al mercado externo y eso equivale a casi 300.000 contenedores anuales. “Menos ingresos para el agricultor, para el exportador, para las cartoneras, menos plástico, barcos menos cargados… Afecta a toda la cadena”, reconoce Ledesma, sin llegar a preocuparse. “Al final del año, el banano volverá a ser el número uno en exportación”, asegura.

Y en eso coincide el presidente de la Cámara de Acuacultura, José Antonio Camposano.

Tal y como la disminución en volumen de la fruta es cíclica y se da en esta época del año -aunque en 2016 haya sido más pronunciada- también lo es un aumento de los pedidos de camarón a partir de junio. “Se empieza a reactivar y ya para septiembre, Europa y Asia aumentan los encargos de cara a fin de año”, razona Camposano. El cargamento demora entre 45 y 60 días en tránsito.

“El camarón mantiene una demanda creciente constante, sin mayores tropiezos y con cierta estabilidad de precios durante el primer semestre y los dos meses siguientes”, precisa el representante del sector camaronero.

Europa, dice, se ha mantenido más o menos igual, Estados Unidos ha contraído en algo sus importaciones de marisco ecuatoriano y quien sigue marcando el comportamiento del camarón nacional es la región asiática. “Eso requiere que haya más acercamientos para así obtener un mejor tratamiento arancelario en Asia”, propone Camposano.

Los avances y retrocesos mensuales en ambos productos tensan una pugna que, finalmente, se resuelve ampliando el punto de mira. La ventaja del marisco de cuatro meses se desdibuja al tomar como referencia el resto del año. De enero a agosto, el banano ha ingresado 1.830 millones de dólares en exportaciones y revalida así su liderazgo ante los 1.662 millones de dólaresdel camarón.

fuente:http://expreso.ec/economia/camaron-banano-comercio-exportaciones-economia-KA772268