Wilder Medina: Me queda bien la camiseta amarilla, pero en dos meses no he visto sueldo (Audio)

Wilder Medina, delantero de Barcelona y exfigura del Independiente Santa Fe, accedió a una entrevista con Radio Huancavilca y se mostró abierto para contestar cada una de las preguntas de los integrantes del panel, integrado por María Soledad Reyes, Sandro Llerena, Javier Dávila y Elías Vinueza. En una conversación amena, en la que se guardó muy poco,  el atacante torero habló cómo va el proceso de recuperación por su adicción a las drogas, la fundación que creó para ayudar a la gente que está sumida en ese problema, su adaptación al equipo, el clima de Guayaquil y los ofrecimientos incumplidos del club.

¿Disfrutando de su primer triunfo como visitante?

Un poco cansado, porque nunca había jugado a esa hora (11:30) en la altura, es muy difícil, pero ahora estamos muy bien anímicamente, fortalecidos mentalmente porque un triunfo es muy importante para el equipo. Íbamos con la idea de ganar los tres puntos, Dios quiera que nos sirva como arranque para seguir sumando. Estuvimos a la altura, el equipo se comprometió, tratamos de manejar la pelota, realizamos un gran primer tiempo. En el segundo ellos salieron con la necesidad de igualar, se encontraron con un gol temprano y les ayudó mucho, pero nosotros aguantamos, nos lo merecíamos y ahora estamos felices y contentos a descansar y pensar en Independiente.

¿Te costó mucho jugar en la altura, pese a que vienes de Bogotá?

Allá se juega a las cinco y media o en la noche, por el torneo local o la Copa Libertadores, a esa hora (11:30) es muy difícil, hay poca oxigenación y si sale el sol es peor para el jugador, a mí me costó un poco, pero porque fue la primera vez, la próxima ya voy a tener más experiencia. Creo que hice un gran trabajo, el profe me mandó a ayudar a mis compañeros.

¿Por qué bajó el nivel del equipo en el segundo tiempo?

Hicimos un gran primer tiempo. Ese es el Barcelona que queremos, el que nos quiere inyectar el profesor Soler para que juguemos bien al fútbol, salió todo perfectamente en la primera parte, ellos apelaron mucho al pelotazo, buscando a los hombres grandes. Tuvimos muchas opciones en el primer tiempo, el resultado pudo ser más amplio, pero el fútbol te engaña a veces. En el segundo tiempo tenían que salir a empatar, se encontraron con un gol temprano y se motivaron, es parte del fútbol, hay que aguantar cuando no se encuentra la pelota, no la encontramos, solo generamos la acción de Matamoros. A veces se necesita ganar así, con un gol por arriba, vamos mejorando, hay que equilibrar los partidos durante los 90 minutos especialmente llevarnos los tres puntos.

Tuviste poco contacto con el balón, al igual que José Ayoví, ¿las razones fueron físicas o técnicas?

Siempre tratamos de dar lo mejor, no tuvimos muchas opciones, pero con los laterales salimos mucho con la pelota, fue importante nuestro trabajo, aunque nos tenían bien marcados. El Quito es muy buen equipo, pero nosotros nos paramos muy bien, hubo un trabajo defensivo importante, y pasamos muy bien de la defensa al ataque. En el segundo tiempo se nos vinieron. Nunca hicieron más de tres o cuatro toques, nos costó la altura, rescatamos los tres que serán vitales para lo que queremos.

Llegar a la selección colombiana es difícil, ¿crees que puedes llegar?

Siempre trabajo pensando en que se me dé la posibilidad de la selección, pero primero pienso en Barcelona, hago las cosas bien para mostrarme nuevamente a nivel continental, en una Libertadores o una Sudamericana, espero formarme una vitrina de cara al Mundial, seguir marcando goles y lograr esos objetivos que nos trazamos para llegar a la selección y aportar, lo dejo en manos de Dios. A veces los que no juegan las eliminatorias van al mundial.

¿Ha mejorado el entorno del camerino en Barcelona?

A ver, en todos lados hay dificultades, hasta en las mejores familias; muchos jugadores hacían lo que querían, pero llegó el profe Soler e impuso su disciplina, que es fundamental en el hogar y el camerino es nuestra segunda casa, por no decir la primera, porque compartes mucho con tus compañeros. El profe soler y su cuerpo técnico trabajaron en eso, dijeron borrón y cuenta nueva. Ahora estamos todos comprometidos, eso hizo que el equipo esté jugando como ahora, que las cosas estén saliendo muy bien. Barcelona es un equipo grande, la disciplina es muy importante tanto dentro como fuera.

¿Crees que es difícil que un técnico imponga disciplina con los jugadores que le dieron el título un año antes?

El jugador sudamericano gana un torneo y se relaja, dicen: ‘ya conseguí lo que quería’, en eso nos lleva ventaja el europeo, ganan un torneo lo celebran y piensan en el que viene, tenemos esa falla interna de que pensamos que ya lo ganamos todo. Los muchachos lo vivieron, hace mucho que el equipo no era campeón, todavía lo estaban disfrutando, las cosas no deben ser así, pero lastimosamente esa es la mentalidad del sudamericano. Ayer ganamos y ya estoy pensando en Independiente, no podemos quedarnos con el triunfo ante el Quito. Hay que pensar en lo que se viene.

¿Tienes mucho contacto con la gente?

Cuando salgo a un centro comercial a comprar algunas cosas la gente me saluda, me dicen que arriba Barcelona, me piden firmas, fotos; que estoy en el más grande de Ecuador, que su hinchada es la mitad más uno de todo el Ecuador, y yo lo siento así. Es muy bonito que reconozcan tu trabajo, cosas que te motivan, saber que este es un equipo grande. Hay que seguir mejorando, subiéndole la talla al equipo, me han recibido muy bien y el clima es muy rico.

Los ecuatorianos son parecidos a los colombianos, me siento muy bien, llevo meses acá, la gente me da su cariño por mi sencillez y mi humildad, esto es bueno para que el jugador crezca. Me siento orgulloso de venir acá.

¿Cómo es la relación con tus compañeros?

Me llevo bien con todos, porque soy muy charlatán, bromista, hago reír al grupo, la verdad que hago mucha empatía por mi calidad humana, por la alegría que tengo. Con Fabián Vargas tengo mucha afinidad porque es de Colombia, me concentro con él siempre, hablo mucho con Matamoros, Arroyo, Brayan… Banguera me pregunta cosas personales, yo se las cuento y nos reímos, porque dice que soy muy chistoso, que mi alegría es muy buena, eso es muy importante para la convivencia, porque si no le caes bien a un compañero y él debe pasarte la pelota no te la va a dar, voy a seguir mejorando para que la convivencia sea mejor

¿Extraña el sancochito?

Ya encontré un restaurante llamado Mi Colombia en La Alborada, así que ya comí (risas).

¿Cómo va con el twitter?

Bien, mi cuenta es @WM11goleador

¿Por qué lo de goleador?

(Risas) No sé, porqué será, ese me lo creó un amigo en Santa Fe cuando estuve en el centro de recuperación. Me gustó y en un momentico tuve muchos seguidores, algo bacano por el cariño que recibí.

¿Qué tal va la recuperación y el trabajo de la fundación?

El tema recuperación es de todos los días, las 24 horas, siempre hay que levantarse con ganas de vivir mejor, estar feliz, porque llevo un año estando sobrio, eso genera que yo siga creyendo en el trabajo que hice cuando estuve internado dos meses. Eso me motivó a crear la fundación en Bogotá, donde ayudamos a más de 50 personas que quieren rehabilitarse, un sueño hecho realidad. El director es un muchacho de 45 años, que consumió durante 20 años, ahora está al frente de esto con mi hermano. Estamos ayudando a muchas personas y a sus familias. Devolviéndoles el hijo, esposo, hermano o amigo.

¿Consideras que la vida te dio una nueva oportunidad?

La vida te da golpes y a veces no puedes levantarte en el primer intento, tuve la suerte de encontrarme con un ángel que me dio la vida como César Pastrana (presidente del Santa Fe) para recuperarme, era la última oportunidad que tenía. Hay que aprovechar las segundas oportunidades, don César confió en mí y la rompí en cinco meses, ahora estoy acá en este equipo grande, algo lindo que te pasa por volver a la vida.

En el ámbito futbolístico, ¿qué diferencias existen entre el Wilder Medina veinteañero y el de ahora?

Tengo más experiencia, cada vez que juegas un torneo internacional mejoras y ya llevo seis, todo eso te hace mejorar. Adquirí una gran virtud: jugar sin balón, tengo la inteligencia para leer bien los partidos…

Pasemos al plano económico, ¿Barcelona ya cumplió con los pagos y los ofrecimientos?

Soy un hombre que habla con la verdad, hace cinco días me pasé para un departamento con muchos problemitas, casi no me arriendan por la situación de Barcelona, me tocó hacerme cargo, estuve dos meses en un hotel y es desesperante, no es lo mismo vivir en una casa, pese a que en el hotel me atendieron muy bien. Lo del automóvil todavía no, ya llevo dos meses y no he visto el salario, hablé con Toño Noboa (presidente del club) y me dijo que me iba a solucionar, lo vi una vez y no lo he vuelto a ver. Le escribí y no me devolvió el mensaje. Yo como buen profesional trataré de seguir cumpliendo, ya soy titular, quiero seguir marcando goles para mejorar mi hoja de vida porque si aquí no me cancelan, con mucha pena tendré que irme.

Tengo una familia en Colombia, cinco hijos que mantener, cada mes debo enviar un dinero para su alimentación y el estudio. Me daría mucha pena irme por la hinchada, ya me cogieron cariño, en Colombia me dicen que queda bien la camiseta amarilla. Necesito el automóvil para dar una vuelta, salir a comprarme una pizza, sino te vas a aburrir rápido, pero toca cumplir dándolo todo por esta camiseta, haciendo goles y ojalá nos alcance para llegar a un torneo internacional.

Aguantaré hasta diciembre, hablé con César Pastrana, me dice que tranquilo, que tengo las puertas abiertas en Santa Fe, en diciembre veré cómo está la situación y si no mejora pondré mi carta de renuncia. No quiero hacerlo, porque ya le cogí cariño a la institución, vine porque quería jugar en el exterior para mejorar la calidad de vida de mi familia, esperemos que los directivos respondan como lo hacen los jugadores.

Te agradecemos por concedernos la entrevista.

Realmente necesitaba hablar un poco de todo, esperemos que podamos seguir hablando más seguido.

AUDIO (Dale Click):  Wilder Medina en Radio Huancavilca