Isaac Cohen: Volatilidad

Los mercados cayeron otra vez la semana pasada, después de que el Presidente Donald Trump anunció la imposición de aranceles contra las importaciones de acero y aluminio. Con esta segunda caída, en menos de un mes, algunos analistas anticipan que ha comenzado la etapa final de la corrida alcista, que celebró su noveno aniversario el 9 de marzo y que ya es la segunda más prolongada en la historia de Wall Street.

El mercado llegó a la cúspide el 27 de enero, la cual fue sucedida por una corrección de 10 por ciento en febrero, resultante de la aprobación de la rebaja de impuestos, un presupuesto con abundante tinta roja y la presentación de un plan de infraestructura. Estas medidas fueron percibidas como indicativas de inflación, porque el gobierno está estimulando una economía que ha alcanzado el pleno empleo. Luego el mercado rebotó en marzo, hasta que el anuncio de los aranceles proteccionistas provocó otra caída, debido a la preocupación respecto a que ocurran guerras comerciales contra aliados y adversarios.

El optimismo prevaleció en los mercados durante el primer año del Presidente Trump, basado en la promesa de menos impuestos, menos regulación y gasto en infraestructura. El viraje hacia el proteccionismo ha traído al frente otras promesas de campaña menos atractivas, las cuales permanecían ignoradas ilusoriamente.

INGLÉS

The markets fell again last week, after the announcement by President Donald Trump of tariffs against imports of steel and aluminum. With this second plunge, in less than a month, some analysts see the final stage of the rally, which celebrated its ninth anniversary on March 9 and that is already the second longest in Wall Street history.

The market peaked on January 27 and was followed by a 10 percent correction in February, resulting from the approval of tax cuts, a budget with abundant red ink and the presentation of an infrastructure plan. These measures were perceived as indicative of inflation, because the government is stimulating an economy that has reached full employment. A market rebound followed in March, until the announcement of the protectionist tariffs led to another fall, due to concerns about trade wars against both allies and adversaries.

Market optimism prevailed during President Trump’s first year, based on the promise of tax cuts, less regulation and infrastructure spending. The turn towards protectionism has brought forward other less encouraging campaign promises which remained wishfully ignored.