Gabriel Solórzano: Fútbol Ecuatoriano y sus decisiones, “En el país del ciego, el tuerto es Rey”

Se viene la final del campeonato ecuatoriano de fútbol y cuando parecía que no se debería hablar de un tema extra futbolisticos, otra vez toca la puerta de la FEF una nueva polémica.

Este martes se conoció que la Comisión Disciplinaria sancionó el estadio Capwell debido a un informe arbitral donde se afirmó que una “Funda de Agua” impactó al DT Pool Gavilanez, esta historia no termina ahí ya que el viernes existirá una Audiencia en el tribunal de apelaciones donde Emelec irá junto al DT del City principal actor de este hecho a exponer su defensa.

Este es el cuento chino de nunca terminar. Algo bíblico que siempre me han enseñado es que si mis bases están bajo una roca fuerte nada se derrumbará y al parecer los reglamentos de la FEF cada día, mes, año, minuto y segundo deja mucho que desear.

Vivimos en un país de sabidos, donde el tuerto es rey ante los ciegos, donde hoy gana màs el odio, las malas decisiones por encima del fútbol.

Dicen que con la misma vara serás medido pero como una comisión disciplinaria puede impartir decisiones cuando durante esta temporada y años anteriores todo el mundo ha pisoteado esas decisiones como les da la gana. Decía mi abuelita cuando tengas un cargo importante y quieras quedar bien con todo el mundo, dedícate a la profesión de payaso es la única ser donde todo el mundo se le ríe y quedan feliz.

Casos que han pasado en los ultimo 10 años en el fútbol ecuatoriano:

En casa Blanca se tiró a la cancha un tanque azul de parte de la hinchada de Liga para mostrar inconformidad ante Edgardo Bauza.

En el estadio Atahualpa, se tiró a la cancha una llanta en muestra de vandalismo en un partido entre LDUQ y El Nacional.

Se tiraron panes al gramado del Atahualpa de parte de un sector de la barra en son de burla al rival y espectáculo.

En un estadio se ponía imágenes de judíos como burla a un rival, cuando eso estaba prohibido por el reglamento.

Año 2010 previo a una final se descubrió que el jugador Gonzalo Chila falsificó su identidad y jugaba el campeonato con otro nombre. La FEF se enteró que se llama Luis Cheme y NO SE HIZO NADA PREVIO A UNA FINAL.

Año 2016 Barcelona tenia que ser sancionado para no jugar en su estadio previo al partido ante el Cuenca, pero se basaron que parte de la taquilla iba a ser donada a los damnificados del terremoto.

Damian Dìaz aplaude al árbitro, le tira besos, e insulta al cuarto juez, sin embargo se le bajó la sanción argumentando que eran comportamientos normales en su país de origen.

A Matías Oyola y Miller Bolaños se le levantó la sanción previo a un clásico del astillero en la ciudad de manta sin razón alguna de justificación.

Año 2017 Previo a los duelos de Emelec en el Capwell eran reiterativas las peleas en la General Av Quito. En el partido ante Delfín hinchas tuvieron que ser evacuado con sangre en sus rostros debido a peleas en el mismo sector. Luego se dijo que no se podía hacer nada debido a que ocurrió 40 minutos antes al espectáculo

Estadio Jocay de Manta, habilitado para jugar campeonato y final del torneo cuando esta en reconstrucción y no brinda las garantías necesarias incluso por los movimientos teluricos que se vienen dando en el país

Amenazas, indirectas y declaraciones mal intencionadas para generar miedo o persecución a los árbitros. Caso Alfeedo Intriago con Liga y caso Roddy Zambrano con Barcelona.

Hay tantos y tantos ejemplos donde se han pisoteado el nombre de los árbitros y han arrastrado las decisiones de un partido, con la famosa justificante de APELAR el día viernes ante el Tribunal de la FEF.

Somos quizás el único país en el mundo donde las decisiones del arbitro no son respetadas, donde los reglamentos son pisoteados. Previo a la sanción se crea u na burbuja de persecución, odio y cuando lo único que se pide es respetar las decisiones de un arbitro.

Con que cara y moral puedes sancionar e imponer orden cuando a lo largo de los últimos años hemos hecho lo que nos da la gana.

Queremos el salto de calidad, queremos mejorar, queremos buscar la perfección. Señores los pequeños detalles hacen la gran diferencia.

Hasta la Próxima…

 

 

POR: Gabriel Solorzano